martes, 25 de abril de 2017

El funicular del Tibidabo cerrará a partir del 19 de septiembre de 2018 para modernizarse

El centenario funicular del Tibidabo se modernizará a fondo, como se puede leer en La Vanguardia. Cerrará varios meses para efectuar las obras. La renovación contempla una nueva plataforma de vía y el cambio de los vehículos, que aumentarán su velocidad y capacidad de pasajeros.

Fuentes de la empresa municipal Barcelona Serveis Municipals (B:SM) indican que "se incrementará la velocidad de los actuales 4 metros por segundo (m/s) hasta un máximo de 10 m/s y se prevé aumentar el número de viajes hasta 10 y 11 por hora" de los 8 actuales. Además, los vehículos casi duplicarán su capacidad por viaje: se pasará de los 120 usuarios actuales por cada viaje a una capacidad no inferior de 226. Esta renovación permitirá "mejorar la operativa, incorporar actualizaciones en el sistema de seguridad, facilitar el mantenimiento y mejorar el confort de los usuarios", detallan desde B:SM.

Los coches tendrán un nuevo diseño exterior que tendrá en cuenta una serie de criterios acorde con la imagen corporativa del parque basada en "cuatro ejes estratégicos: solidaridad, educación, sostenibilidad y eficiencia, y experiencias". El interior de los vehículos y los andenes de las estaciones dispondrán de pantallas de información general para los viajeros.

Los trabajos para el cambio de plataforma de vía y la adecuación de las estaciones obligará a cerrar el servicio del funicular varios meses. Está previsto que las obras se ejecuten en unos seis meses, del 19 de septiembre del 2018 al 21 marzo del 2019. La renovación cuenta con un presupuesto de unos 14 millones de euros. La instalación de los nuevos coches y su puesta en marcha preliminar durará 15 días, del 22 de marzo del 2019 al 11 de abril del 2019. La puesta en marcha definitiva de los nuevos vehículos tendrá lugar entre el 26 de abril del 2019 y el 9 de mayo del 2019.

Pero durante el período de paro de servicio de funicular el parque de atracciones ofrecerá alternativas de transporte público. B:SM señala sin embargo que se trata de una "planificación inicial" y dada la magnitud del proyecto "no es la definitiva".

Uno de los principales objetivos de esta modernización es potenciar el acceso en transporte público al Tibidabo. El acceso de visitantes a la montaña en transporte público supone ya el 60 % frente al 40 % que va en vehículo privado. Durante el año pasado un total de 721.901 viajeros utilizaron este medio de transporte. El trayecto del funicular tiene una longitud de 1130 metros, con un desnivel de 275 metros y una pendiente máxima del 25,7%, informa B:SM. La estación superior está a 501 metros y la inferior a 226.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ruega escribir de manera correcta y legible. En caso contrario se podrán borrar los comentarios. Gracias.