Loading

jueves, 16 de febrero de 2017

Rain Forest propone al Ayuntamiento de Valencia un parque acuático junto a Bioparc

La empresa Rain Forest ha propuesto al Ayuntamiento de Valencia construir, junto a Bioparc Valencia, un parque acuático inspirado en África que tendrá como fin poner en valor la vida en los humedales, como se puede leer en varias webs. Se trataría de un parque de verano y de invierno, con atracciones de aventura también para el frío. El proyecto necesitaría una inversión estimada
entre 12 y 15 millones de euros y daría empleo a más de 50 personas.


La empresa cuenta actualmente con dos parcelas contiguas al Bioparc en concesión, pero sin uso, y una de ellas recayente a la zona de Campanar sería donde se instalaría el nuevo parque. En un principio, las parcelas estaban destinadas a diferentes ampliaciones de Bioparc Valencia, e incluso se habló también en su momento de ubicar en la zona el Museo Fifa, un proyecto descartado hace años.

La Alquería del Rey es una alquería del siglo XV situada cerca del Parque de Cabecera. Desde el año 2001 forma parte de la concesión a 50 años que recibió la empresa Rain Forest, que incluía la gestión de lo que ahora es Bioparc Valencia. Se encuentra en una parcela que lleva años sin tener uso definido. La alquería, además, es un Bien de Relevancia Local que ha de ser rehabilitado.

Por eso, desde el consistorio han emplazado a la empresa que gestiona el zoológico a que cuanto antes se concreten los usos que quieren darle a la parcela. Rain Forest ha planteado un proyecto aún por desarrollar, que estaría relacionado con el carácter de parque recreativo o parque acuático, cuyo fin sería poner en valor la vida en los humedales, tan vinculados a la Comunitat Valenciana.

En una reunión que se celebró este miércoles, la empresa presentó un borrador del proyecto que aportará a la ciudad uno de los parques más grandes, con zonas dedicadas al ocio compuestas por pasadizos de madera, un gran tobogán, y pequeñas lagunas. La intención es, al igual que sucede con Bioparc Valencia, hacer que la experiencia lúdica se convierta en una formativa.

También está previsto que en las alquerías se habilite un centro informativo para los visitantes, así como un albergue en el que se prevén pernoctaciones.

El nuevo parque ocuparía los 25.000 metros cuadrados situados en la parte noreste del parque zoológico, lindando con la Avenida Pío Baroja y el Parque de Cabecera. En estos terrenos están ubicadas la Alquería del Rey, el Camí del Pouet y la Casa Figuerols que serán rehabilitadas para convertirlas un gran espacio educativo, con el albergue, un centro formativo y un aula de naturaleza. El resto del diseño está basado en dos elementos: el agua y el aire.

El nuevo parque contará con ríos lentos y rápidos, playas fluviales y el canyoning donde personas de diferentes edades podrán interactuar con el agua. Por el aire habrá puentes tibetanos, tirolinas y pasarelas desde las que contemplar los paisajes africanos del Bioparc desde lo alto.

El proyecto deberá ser analizado ahora por el Ayuntamiento, que deberá mirar si los usos son compatibles con la concesión y revisar la propia concesión, que hasta el momento está siendo muy gravosa para las arcas municipales. Sólo por el Bioparc se abona cada año cerca de un millón de euros, al no llegar a los ingresos fijados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se ruega escribir de manera correcta y legible. En caso contrario se podrán borrar los comentarios. Gracias.