miércoles, 8 de noviembre de 2017

Rayet construirá en Alovera (a 50 km de Madrid) un parque acuático con la mayor playa artificial de Europa

El grupo Rayet construirá en Alovera (Guadalajara) un parque acuático al aire libre, con la mayor playa artificial de Europa, a tan sólo 50 kilómetros de Madrid, como se puede leer en nuevaalcarria.com y laSexta. El grupo Rayet, propiedad de Félix Abánades y primer accionista de la inmobiliaria cotizada Quabit, se ha asociado con Crystal Lagoons, empresa especializada en construcción y mantenimiento de este tipo de playas artificiales, para llevar a cabo este proyecto. Se trata de un proyecto no sólo lúdico sino también deportivo, bautizado con el nombre de Alovera Beach.

El grupo constructor Rayet invertirá 15,6 millones de euros en este proyecto que incluirá la mayor playa artificial urbana de Europa en la localidad de Alovera (Guadalajara). El recinto albergará un enorme lago artificial de 25.000 metros cuadrados, una playa con chiringuitos, una zona para practicar deportes náuticos, y un gparque acuático con varios toboganes.

El proyecto de parque natural de ocio será realizado por la multinacional especializada en playas artificiales Crystal Lagoons que creará una laguna artificial de color turquesa junto a una playa artificial de 15.000 metros cuadrados.

El complejo se desarrollará en unos terrenos dotacionales de unos 105.000 metros cuadrados propiedad del Ayuntamiento de Alovera y su objetivo es impulsar el panorama local de una forma revolucionaria.

Se crearán unos 170 empleos directos, 130 indirectos en la fase de explotación y unos 200 empleos indirectos.

El director general de Rayet Medio Ambiente, Antonio Puy, explicó que este parque contará con cinco zonas diferenciadas, pero integradas: una lámina de agua y playa con zonas de navegación y baño libre separadas, equipamiento deportivo y de entretenimiento (tirolinas, pista de voley, zona infantil y gimnasio al aire libre), torres de toboganes y piscinas infantiles, escuela de vela y deportes náuticos (kayak, vela y paddle surf, entre otros), y servicios de restauración (restaurante, chiringuito y snack bars).

Además, se ha proyectado una gran zona de aparcamiento con más de 1000 plazas y se ha planificado el acceso mediante comunicación directa con la A-2 para no congestionar el núcleo urbano de Alovera.

Una vez aprobado el proyecto en el pleno del Ayuntamiento del municipio de Alovera, quedan ahora por delante un año y medio de permisos y autorizaciones, y después otro año de construcción para que finalice el desarrollo de esta playa artificial. El proyecto se desarrollará mediante concesión administrativa de 40 años por el que el Ayuntamiento recibirá un canon anual, todavía por definir. La intención es mantener abierto el recinto con diversas actividades todo el año.

"Hemos calculado que el número de visitantes se moverá entre un mínimo de 250.000 y un máximo de 400.000 al año", explica el directivo. El precio de acceso al recinto podría rondar los diez euros por persona si bien el consumo en restaurantes y en las escuelas de vela será aparte.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ruega escribir de manera correcta y legible. En caso contrario se podrán borrar los comentarios. Gracias.