jueves, 29 de junio de 2017

Dinópolis estrena su temporada estival con un nuevo dinosaurio: Aragosaurus, el primer dinosaurio español

Comunicado de Dinópolis:
Dinópolis estrena su temporada estival con un nuevo dinosaurio: Aragosaurus, el primer dinosaurio español.

El parque paleontológico incorpora a su zona temática ‘Tierra Magna’ -dedicada a los dinosaurios turolenses- un nuevo corpóreo de 13 metros de longitud de este famoso dinosaurio, el primero en definirse en España (en el año 1987) y hallado en la localidad de Galve (Teruel).


Desde hoy mismo, tras la inauguración, todos los visitantes al parque disfrutarán de la nueva reconstrucción, realizada a tamaño natural, de este emblemático dinosaurio, de cuya descripción científica se cumplen 30 años.

Teruel, 29 de junio de 2017.- Territorio Dinópolis comienza este sábado 1 de julio su temporada estival, que continuará hasta el próximo 10 de septiembre, en la que todas las sedes que forman parte de este territorio ‘único en su especie’ abrirán todos los días de la semana de manera ininterrumpida. La temporada se inicia con una novedad: la reconstrucción del primer dinosaurio definido en España, Aragosaurus ischiaticus. Este nuevo dinosaurio se incorpora a la zona temática denominada ‘Tierra Magna’ de Dinópolis y se ha inaugurado esta mañana por la presidenta de Dinópolis, Mayte Pérez.

Desde hoy mismo, todos aquellos amantes de los dinosaurios, y de la Paleontología en general, tienen una cita este verano en Dinópolis, ya que a los contenidos que alberga este parque, que combina ciencia y ocio, se une Aragosaurus, el primer dinosaurio definido en España y cuyo nombre está dedicado a Aragón. Su publicación es uno de los hitos más relevantes de la historia paleontológica de nuestro país de los últimos 30 años. Este dinosaurio está representado por numerosos huesos de un mismo individuo que se recuperaron en la localidad turolense de Galve a lo largo de diferentes prospecciones y excavaciones, desde la primera mitad del siglo XX hasta el año 2014 (cuando paleontólogos de la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis realizaron la última campaña de excavación).

LA NUEVA RECONSTRUCCIÓN DE ARAGOSAURUS

En el año 2015 la Fundación comenzó a desarrollar una nueva actividad de forma continuada que ha ampliado las múltiples actividades que desarrolla: a las labores de prospección, excavación, restauración, conservación, investigación y difusión se ha sumado la producción de esculturas de dinosaurios a escala 1:1, mediante una metodología y una tecnología propias que son el resultado de una detallada investigación y experimentación con diversos materiales. Una vez analizados los datos científicos aportados por los paleontólogos de la Fundación, los técnicos especialistas inician la reconstrucción mediante bloques de polietileno expandido hasta obtener la forma deseada. Cuando ya se ha modelado, se comienzan a aplicar resinas y pinturas especiales para crear las tonalidades determinadas para la piel, así como las diversas texturas. Esta nueva línea de trabajo permite cubrir las necesidades expositivas de Dinópolis y, además, genera empleo en esta aplicación tan peculiar de la paleontología.

El nuevo corpóreo tiene 13 metros de longitud, 5 metros de altura y un peso que supera ampliamente la tonelada. Se ha diseñado y esculpido por el equipo multidisciplinar de la Fundación para que tuviera una postura dinámica y un acabado muy realista, que ha requerido el tallado a mano de más de 30.000 escamas. Debido a sus dimensiones, se construyó por piezas en uno de los laboratorios de la Fundación y el ensamblaje, tratamiento para exteriores y acabado artístico tuvo que realizarse al aire libre.

Esta reconstrucción se suma, entre otras, a la del gran dinosaurio carnívoro Torvosaurus, ya incorporada a principios de la presente temporada, con la particularidad de que ambos corpóreos recrean una escena de lucha entre el dinosaurio saurópodo y un megaterópodo en posición de ataque.

ARAGOSAURUS: EL PRIMER DINOSAURIO ESPAÑOL.

Aragosaurus ischiaticus fue un dinosaurio saurópodo, cuadrúpedo, robusto, de cuello y cola largos, con cráneo de pequeño tamaño y hábitos vegetarianos (las fuentes de alimento serían los helechos y hojas de coníferas de su entorno). Esta especie vivió en la Península Ibérica hace unos 145 millones de años, como se ha establecido en varios trabajos paleontológicos y geológicos publicados recientemente en prestigiosas publicaciones científicas de carácter internacional -en los que ha participado el equipo de la Fundación Dinópolis-, aunque tradicionalmente se había situado en edades geológicas mucho más modernas.

Cabe destacar que Aragosaurus fue el primero en inaugurar la lista de los nuevos dinosaurios definidos en España. Muchos de esos nuevos ‘lagartos terribles’ tienen, además, un origen turolense, como Turiasaurus riodevensis¸ el dinosaurio más grande de Europa hallado en Riodeva, Europelta carbonensis y Proa valdearinnoensis, descubiertos en Ariño, Tastavinsaurus sanzi, hallado en Peñarroya de Tastavins, Iguanodon galvensis, en Galve, etc. Las esculturas corpóreas a tamaño natural de buena parte de ellos ya pueden visitarse en la correspondiente zona temática del parque principal de Dinópolis en Teruel que está dedicada, precisamente, a estos importantes hallazgos paleontológicos. En ‘Tierra Magna’ se pueden ver, fotografiar y disfrutar todos estos dinosaurios de Teruel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ruega escribir de manera correcta y legible. En caso contrario se podrán borrar los comentarios. Gracias.