viernes, 28 de marzo de 2014

Bioparc Fuengirola abre al público la primera fase de su ampliación: el Indo-Pacífico

Bioparc Fuengirola anuncia que, tras tres años de diseño y construcción, se abre al público la primera fase de su ampliación:
Indo-Pacífico

BIOPARC Fuengirola contaba con un terreno hasta el momento sin edificar correspondiente al antiguo cementerio municipal. Este nuevo espacio permitiría al parque alcanzar dos hectáreas de terreno, un 30% más de espacio.

Así, una década después de la primera reforma, y tras tres años de diseño y construcción, se abre al público la primera fase de ampliación: el Indo-Pacífico.


La zona que se abre ahora es un puente entre los bosques del viejo y el nuevo mundo, que une Asia con América a través de las islas del Indo-Pacifico, y presenta la rica biodiversidad de estas islas, verdaderos laboratorios de la evolución.

La concepción, desarrollo y proyecto de la nueva zona dedicada al Indo-Pacífico ha supuesto año y medio de trabajo en el estudio de RAIN FOREST DISEÑO (www.rfd.com.es), oficina de diseño de parques zoológicos responsable de los proyectos de BIOPARC Fuengirola y BIOPARC Valencia, entre otros. La ejecución de la obra, a cargo de BIOPARC CONSTRUCCIONES, comenzó en septiembre de 2012, y ha concluido en febrero del 2014.

El nexo de unión con el actual zoo se ha realizado a través del bosque secundario que crece entre las ruinas de una antigua civilización, similar al recinto de tigres actual. El recorrido empieza entre el recinto de tigres y el de orangutanes, que quedan unidos por un conjunto arquitectónico inspirado en la arquitectura del antiguo imperio Jemer, en Camboya, en el que destaca un gran templo cuya cúpula alcanza 12 m de altura. Cabe destacar la complejidad de su ejecución, mediante oficios artesanales que combinan ladrillo rústico y piedra de Montoto, materiales andaluces, con esculturas en piedra de lava importadas de Indonesia. Todo ello, rodeado de vegetación exuberante, nos trasladará a la fantástica ciudad de Angkor Wat recobrada por la selva a partir de la caída del imperio Jemer en el siglo XV.

Para la creación de los recintos animales se ha contado con expertos en recreación naturalista, escultores e interioristas de reconocido prestigio, que han modelado y pintado elementos artificiales tales como árboles, raíces, taludes y rocas, que se combinan con otros elementos naturales según una técnica en la que BIOPARC Fuengirola es pionero.

No menos compleja, aunque fuera de la vista del público, es la red de instalaciones específicas que garantiza el bienestar animal. Muchas de las nuevas especies que alberga la nueva zona son reptiles. Para poder cubrir sus necesidades fisiológicas en los meses más fríos del año y ofrecer un gradiente de temperatura adecuado para cada especie, se han utilizado cinco tipos distintos de calefacción. Se han instalado 190 m2 de suelos radiantes, además de focos, placas y radiadores térmicos, y hasta una piscina climatizada. También hay focos de radiación ultravioleta, iluminación de día y de noche y dos salas de filtración de aguas.

Se ha creado asimismo, una zona interpretativa, con arquitectura colonial de finales del siglo XIX, como la que puede encontrarse en algunos lugares de Singapur. Desde ella se puede contemplar a los animales y obtener toda la información sobre ellos y los programas de reproducción y conservación en los que participa BIOPARC Fuengirola.


LA BIODIVERSIDAD DEL INDO-PACÍFICO

Los visitantes se encontrarán con una propuesta de viaje desde Asia hasta América a través de islas. Este viaje empezará con especies animales originarias de las islas de Java, Borneo, Bali, Savu, Komodo, Flores y Batanta en Indonesia, para continuar por Palawan y Bisayas, en Filipinas, y luego Nueva Guinea. De ahí hay un gran salto hasta la Polinesia, representada por las islas Fidji, hasta llegar a las Islas Galápagos en la costa de Ecuador, hogar de las tortugas gigantes. También hay iguanas rinoceronte de La Española, en el Caribe, un guiño hacia la fauna del Neotrópico que se incorporará en el futuro.

BIOPARC Fuengirola incorpora de este modo 15 nuevas especies animales a su colección, la mayoría en el marco de 10 programas de reproducción a nivel europeo (EEP). Cabe destacar también que la Fundación BIOPARC ya está presente en la zona colaborando en un proyecto de conservación del dragón de Komodo en Isla de Flores, y del ciervo moteado de Filipinas en las Islas Bisayas de Negros y Panay.

Las aves serán el punto de partida del nuevo recorrido. Para ellas, en el marco de la ruinas jemeres, se han creado dos nuevos aviarios atirantados con mástiles de 9 m de altura. Se ha utilizado un mallazo especial, fabricado con acero trenzado y horneado para darle un acabado en bronce. Este color, junto al fino grosor de la malla, le resta visibilidad al ojo humano.

Los cálaos son grandes aves de enormes picos, y una de estas aves vivió en el antiguo zoo de Fuengirola desde los años 70, convirtiéndose en el animal más longevo del zoo así como en un personaje icónico y logo de la institución. Una pareja de cálaos rinoceronte (Buceros rhinoceros sylvestris), originarios de la isla de Java, recibirá al visitante. Junto a ellos, el hermoso estornino de Bali, un ave que prácticamente llegó a extinguirse en estado silvestre (sólo quedaban 6 ejemplares en 2001), y sobrevive hoy día gracias a intensos esfuerzos conservacionistas y la cría en cautividad. El plumaje blanco níveo del estornino contrasta con el colorido azul y turquesa del faisán espolonero de Palawán (Polyplectron napoleonis), muy evidente durante el elaborado cortejo.

Apenas quedan 200 ejemplares silvestres del sámbar moteado de Filipinas (Rusa alfredi). La supervivencia de este hermoso ciervo depende en gran medida de su reproducción en cautividad. Mucho más abundantes son las nutrias chicas (Aonyx cinérea), propias de gran parte del sudeste asiático, incluidas las islas de Sumatra y Borneo.

¡ENCONTRARÁS DRAGONES!

Entre los nuevos habitantes que pueblan este nuevo hábitat de BIOPARC Fuengirola cabe destacar el impresionante dragón de Komodo (Varanus komodoensis), el saurio más grande que vive hoy día, que alcanza los 3 m de longitud y 150 Kg de peso, conocido por su temible mordedora tóxica y venenosa.


La creación de un CENTRO INTERPRETATIVO de dragones permite contemplar a estos gigantescos depredadores, junto con otras muchas especies de varanos. El varano de Papúa (Varanus salvadorii) es el varano más grande de Nueva Guinea, un depredador arborícola especializado en la caza de aves y murciélagos en vuelo. Mucho más pequeño y también arborícola, el varano esmeralda (Varanus prasinus) caza en grupo, su coloración le brinda un buen camuflaje entre el follaje del bosque. Una coloración similar ofrece a la vegetariana iguana bandeada de las Fiyi (Brachylophus batanata) la posibilidad de pasar desapercibida frente a posibles depredadores. El varano azul (Varanus macraei) es una rareza de color azul pizarra, descubierto en 2001.


Los varanos son los lagartos más emparentados con las serpientes. Y también habrá serpientes en esta peculiar “tierra de dragones”. La pitón reticulada (Python reticulatus) es la serpiente más larga del mundo. Buena nadadora, se la ha avistado en alta mar, y de este modo ha colonizado prácticamente todas las islas de Indonesia y Filipinas. BIOPARC Fuengirola cuenta con un ejemplar hembra de más de cinco metros de longitud. De menor tamaño, aunque de un atractivo color cambiante, la pitón de Savu (Lyasis savuensis) está en peligro de extinción debido a su demanda en el mercado de mascotas exóticas.

También merecen especial mención las tortugas gigantes de las islas Galápagos (Chelonoidis nigra), tortugas terrestres que pueden llegar a pesar 350 Kg y vivir más de 150 años. Estas tortugas inspiraron al prestigioso naturalista Charles Darwin su teoría de la evolución. Al igual que el resto de las nuevas especies, se encuentran en peligro de extinción, y su llegada a Fuengirola se enmarca dentro de los programas de reproducción en cautividad a nivel europeo (EEP). Junto a ellas, la iguana rinoceronte (Cyclura cornuta), originaria de La Española, es un ejemplo de evolución insular.


En total, BIOPARC Fuengirola lleva a cabo cerca de 50 programas de reproducción de especies en peligro de extinción, de los cuales 10 acaban de incorporarse con las especies que acaban de llegar a la nueva zona de Indo – pacífico.


LA AMPLIACIÓN EN CIFRAS Y DATOS

  • SUPERFICIE. 2.170 m2. Esto supone un 15% de incremento sobre la superficie actual de BIOPARC Fuengirola, un 10% del total una vez que concluyan las ampliaciones previstas.
  • INVERSIÓN. 1.200.000 €.
  • MATERIALES NOBLES. Se han usado, entre otros, ladrillo tipo pilastra rústica y piedra de Montoto, materiales 100% andaluces.
  • ARTE. 5 esculturas en piedra de lava, una veintena de figuras y 3 frisos adornan los templos jemeres. También hay un elefante tallado en ladrillo. Todo el conjunto puede considerarse una obra de arte.
  • INSTALACIONES DE SOPORTE VITAL. Destacan cinco sistemas distintos de calefacción para garantizar el gradiente térmico necesario para el bienestar de los reptiles albergados. Hay 190 m2 de suelos radiantes, además de focos, placas y radiadores térmicos, y hasta una piscina climatizada.
  • ESPECIES ANIMALES. La ampliación albergará grupos reproductores de 15 nuevas especies animales. Destacan los reptiles con 9 especies, aunque también hay aves (4 especies) y mamíferos (2 especies).
  • CONSERVACIÓN EX SITU. Las nuevas instalaciones permiten a BIOPARC participar en 10 nuevos programas de reproducción de especies amenazadas a nivel europeo (EEP).
  • CONSERVACIÓN IN SITU. Fundación BIOPARC participa en dos proyectos de conservación en la zona: dragón de Komodo en Isla de Flores y ciervo moteado de Filipinas en las islas Bisayas Occidentales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ruega escribir de manera correcta y legible. En caso contrario se podrán borrar los comentarios. Gracias.